¡Hola grupo!

Pues quién lo iba a decir, ya ha pasado otra semana más, y nuevamente aquí me encuentro acercándoos un poco a Kandersteg, a pesar de los 1500 km de distancia que existen.

Esta semana lo que trataré será de familiarizaros un poco más con todo lo que rodea a este centro, para que de aquí en adelante pueda hablar con total normalidad de cualquier elemento del centro sin miedo a que no lo entendáis.

Creo que para ser justos he de explicarlos el término que dejé por explicar la semana anterior: Pinkie. Se le denomina Pinkie aquí en KISC a toda aquella persona que presta su servicio como voluntaria en el mismo con una duración que va desde los tres meses (STS – Short Term Staff, o sea, personal de periodo corto) hasta, bueno, más meses que tres, que pueden llegar a ser ser años (LTS – Long Term Staff, o sea, personal de periodo largo). La razón del por qué nos denominan Pinkies es bien sencilla, porque todo este personal vestimos de rosa (pink en inglés) mientras estamos de servicio, eso sí, un rosa bonito, a mi me gusta por lo menos.

La sudadera "Pinkie" del Personal del KISC

El color no siempre ha sido rosa para la gente voluntaria del centro, fue cambiando, hasta que a mediados de los ochenta estuvieron una temporada sin poder renovar el vestuario por falta de presupuesto, y la ropa que en ese momento era roja, se empezó a quedar rosa; además, resulta que en no hay asociación en el mundo que tenga el uniforme de ese color (por ejemplo el nuestro es azul claro).

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre STS y LTS? En el vestuario no desde luego, pero sí, claro está, en el puesto de responsabilidad que tenemos aquí en KISC, siendo los LTS las personas que tienen puestos con una mayor o menor responsabilidad de funcionamiento del centro, mientras que los y las STS (o sea gente como yo que estamos aquí 3 meses) nos dedicamos a ser la mano de obra, es decir, a ir cambiando de trabajo diario según las necesidades, ya sabéis, cocina, limpieza general, recepción, tienda,…

Luego también existen los greenies, que por lógica pura indica que visten de verde, efectivamente, o también llamados “helpers” (ayudantes). Estas personas sólo se las ve en periodos en los que hacen falta más manos voluntarias por cualquier suceso, semana fuerte de navidad, o durante los entrenamientos del STS. La semana pasada, mientras nos enseñaban todo lo que teníamos que aprender había 5 o 6 personas que hacían eso, ayudar.

Luego ya podría meterme con las diferentes instalaciones del centro: Old Chalet, New Chalet, Kanderlodge, Sunneblick,… Que son ni más ni menos que diferentes servicios de hospedaje que se oferta, que si con cocina o si no, que si habitaciones para grupos más pequeños, que si grupos enteros, etc. Pero bueno, para eso ya está la web de KISC, http://www.kisc.ch/es/

De esta semana contaros que ya ha empezado el trabajo de verdad, de momento alternándome entre trabajo de mantenimiento y limpieza, y trabajo de cocina, sin duda mucho más divertido, y hasta intenté hacerles una paella, que podría haber salido mejor, pero que irá mejorando seguro.

 

Santos enfrentándose a una paella

Un saludo desde Los Alpes.

 

Fdo: Ojo de Halcón.