Desde que empezamos a idear todas las actividades que podíamos hacer para celebrar el 35 aniversario de nuestro grupo, una de las ideas que teníamos era realizar un proyecto en el que todas las secciones pudieran participar por igual, que fuera de verdad un proyecto de grupo; pero claro, tampoco queríamos que, como suele ocurrir en los cumpleaños en general, fuéramos nosotros los que recibiéramos el regalo, ya que consideramos que existen otras realidades que lo necesitan mucho más; y por suerte, dos personas de nuestro grupo habían conocido muy de cerca el proyecto que realiza Medicus Mundi en Burkina Faso, por lo que decidimos destinar nuestro regalo de 35 aniversario a las personas de ese país. Ahora bien, ¿qué teníamos nosotros para regalar? Pensando en ello, nos dimos cuenta de que hay una actividad en la que todas las secciones ponen la misma ilusión y entusiasmo a la hora de hacerla, y esa es cantar: en las ceremonias, en los buenos días y, cómo no, en los festivales de la canción, entre muchos otros momentos claro. Así que mezclando todo esto, empezamos a imaginar nuestro gran proyecto del año, el regalo que íbamos a hacer en nuestro 35 cumpleaños: “Cantamos por Burkina Faso”.

Objetivos

  • Sensibilizar a todos los miembros del grupo de la realidad diaria que se vive en países necesitados como Burkina-Faso.
  • Trabajar conjuntamente, todas las secciones del grupo, en la realización y desarrollo del proyecto.
  • Obtener recursos económicos para poder contribuir a la mejora de la calidad de vida de los habitantes de Burkina Faso.

Proyecto de Médicus Mundi

MedicusMundi existe para contribuir a generar cambios en la sociedad, fomentando una cultura de solidaridad y compromisos ciudadanos, que hagan posible la erradicación de la pobreza y permitan que la salud sea un derecho al alcance de todas las personas.

Dentro de las muchas acciones que esta asociación desarrolla en Burkina Faso, la cuál a la que nuestro proyecto va destinado es al mantenimiento de una guardería en Houndé. Desde el año 1993, en el que construyó dicha guardería, Medicus Mundi lleva colaborando con la misma hasta nuestros días, bien realizando mejoras y remodelaciones, bien aportando material escolar y de cocina, o bien creando y manteniendo un sistema de becas para que 25 niños y niñas cada año puedan estudiar en la misma. Ahora bien, en estos tiempos donde los presupuestos a desarrollo y cooperación se han visto muy reducidos, proyectos como este ven peligrar su continuidad. Por ello, con nuestro CD, vamos a colaborar en la medida en la que podamos, para que esta guardería no deje de educar a la infancia.