Cartas desde Kandersteg. Capítulo III: Un día en el KISC

¡Hola grupo!

Y otra semana que pasa volando, qué barbaridad, quién lo diría pero he cumplido ya mis tres semanas aquí en Suiza.

Después de ya pasados 21 días, podemos considerar que ya hemos cogido el ritmo del centro, el día a día, así que es hora de que lo descubráis el resto de la gente que sigue esta aventura a través de la página web; por lo que os voy a pasar a explicar cómo se desarrolla un día en KISC.

 

Tablón Primavera 2012

 

Lo primero que hay que decir es que las horas que voy a describir son para la mayoría de pinkies, aunque no es así si estás durante el día en cocina, donde los horarios son un poco diferentes, aunque básicamente es lo mismo.

7.15 h: ¡A levantarse! Duchita, desayuno, lavarse los dientes y a empezar el día con energía.

8.00 h: Thought of the day (Pensamiento del día). Consiste en reunirnos todo el staff que vamos a trabajar durante el día para comentar qué cosas hay importantes a saber, como los grupos que llegan o los que se van, o si durante el día vamos a tener alguna reunión, actividad especial,… Vamos, una reunión para vernos las caras recién levantados y empezar a trabajar. En esta misma reunión, una persona hace el pensamiento del día, bien una danza, una experiencia que quiera compartir, un juego, una historia,… lo que esa persona quiera. Y después de estos 10 minutillos de reunión, a empezar a trabajar toca.

8.10 h: Pues eso, que empezamos el trabajo, y aquí ya varía el tipo de trabajo dependiendo del departamento en el que te haya tocado, por ejemplo, si toca “House”, pues durante el horario de trabajo lo que hacemos es limpiar las diferentes zonas comunes, preparar habitaciones, lavar las sábanas, encender la caldera,… O si es cocina, pues recoger el desayuno, ir preparando la comida, ordenar el almacén,…

10.00 h: Quince minutos de descanso, con almuerzo incluido, un poco de charleta y a seguir.

12.00 h: Hora de comer. Toca lavarse las manos y ponerse a comer, el tiempo que empleamos en la comida depende de si estás en cocina o no, ya que si te toca lavar los platos y recoger, no te dará tiempo ni a tomar café,jeje. Después de esto, descanso merecido hasta el turno de tarde.

 

Cocina del KISC

 

14.00 h: Vuelta al trabajo, después de tu siestecita de sofá y manta, a seguir trabajando, ya sabéis, dependiendo del departamento.

16.00 h: Merienda, o como lo llaman aquí “coffee break”; de nuevo quince minutos para descansar un poco y coger fuerzas hasta la cena.

 

Santos en la Lavandería

18.00 h: Sí, aunque no lo creáis, es la hora de la cena, a la cuál por cierto ya me he acostumbrado bastante, no es tan difícil, lo más raro es cenar con luz del día, pero pasable al fin y al cabo.

Y a partir de ese momento, termina la jornada de trabajo, no es tan duro ¿verdad? Además, como veis todavía el día tiene un montón de horas para poder pasar tiempo de ocio: ir a echar un billar, ver una peli, escuchar el partido del Alba, hablar con la familia, jugar al curling, paseo en bici, echar una partida a un juego de mesa,… en fin, lo que tiene el ocio. Vamos, que eso de aburrirnos no pasa precisamente por nuestra mente.

 

Partida de Curling

 

No lo he comentado antes, pero sé que más de una persona del grupo no llevaría muy bien lo de los horarios, y no porque se coma o se cene pronto, sino por la puntualidad, ¡la máxima puntualidad! Sólo un ejemplo, la reunión de por la mañana empieza exactamente cuando suena la señal de la radio de las ocho, ni antes ni después. Y quien me conozca sabrá que estoy disfrutando mucho con eso, nada de empezar la reunión del local de los sábados a las 16.45, o no salir el bus a la hora prevista. Aquí llegar tarde no se permite, y con tarde me refiero a un minuto, no más.

¡Ah! Casi se me olvida, esta semana, como es semana santa, está pasando mucha gente española por aquí, y siempre da mucha alegría claro, así que un saludo desde aquí al kraal y la unidad del GS 559 San Ginés de Cartagena y al kraal del GS La Senda de Palencia, ¡buen viaje de vuelta!

Nada más por esta semana, cuidaos mucho grupo, se os echa de menos.

Un abrazo, Ojo de Halcón.

Facebook Twitter Email

2 comentarios
  1. Yayo
    Yayo Dice:

    Soy miembro del Grupo Scout San Ginés y amigo personal de algunas personas de este Grupo.
    Hemos estado en Kandersteg unos días y Santos nos ha tenido que aguantar un rato.
    Solo dar las gracias públicamente a este “pinkie” por habernos sufrido con heroicidad estoica. Nos ha ayudado en mucho más de lo que se puede esperar de un hermano scout.
    Se nota la huella del Padre Coll en el Kisc.
    Muchas gracias por ser cómo sois….

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *