Manos a la brocha

Los castores de la Colonia Malak pintando sus sillas

Este fin de semana, sólo los más pequeños se reunieron en el local, debido al puente del 1 de noviembre.

Aprovechando la ocasión, los castores se enfundaron sus trajes de faena y se pusieron manos a la brocha para personalizar las sillas que utilizarán durante toda la ronda ya comenzada. Los castores “invadieron” el hall de nuestro local para poder plasmar su inspiración. Se vieron colores para todos los gustos, y sobre todo muchas ganas.

¡Nos vemos en el local!

Facebook Twitter Email

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *